Alcoholismo y maltrato infantil

Soy separado desde el año 2000 y me embarque en una relación formal en el año 2010 con mi actual pareja, una profesional con la cual tengo un hijo de 6 años.
En la actualidad vivimos en una casa que se compro a nombre de ella con aportes míos (14.000.000 aproximadamente), en forma de reflejar el nivel de compromiso que adquirí con la relación.

La situación se comienza a suscitar al tiempo de vivir en pareja en el nuevo hogar dónde no acepta y trata de mala manera a mis hijos de mi primer matrimonio (separado legalmente), pensando en que es algo pasajero y lidiando con situaciones incomodas busque la forma de suavizar las asperezas de su trato, pero esto se fueron haciendo cada vez más evidente con todo el mundo y en especial conmigo y mi hijos mayores (los cuales desistieron de ir a mi casa por los malos ratos que pasaban en presencia de mi pareja) y también con nuestro hijo menor.

He intentado de varias formas que nos veamos con un especialista para ver nuestra situación, entendiendo que la relación posiblemente se puede haber roto pero para terminar de alguna forma que me asegure que ella cambie y no dañe a mi hijo menor.

Este temor es que hay varios hechos que demuestran un grado de alcoholismo, ella toma piscosauer durante la semana como un trago habitual y a veces se pasa a la piscola en dónde llega a tomas hasta 6 o 7 cañas de combinados en el día, lo que obviamente la deja en un estado de agresividad y manipulación que me tienen cansado.

Lo que evita que me valla en estos momento de esta situación, es mi hijo menor de 6 años, el cual pasa mayoritariamente el tiempo con su madre ya que ella decidió no trabajar y trabaja en una sociedad con su padre en un negocio familiar el cual le aporta dineros suficientes para sus gastos y el dividendo de la casa, en cambio los gastos médicos de mi hijo (alérgico alimentario), los cubro en un 100% yo con los pagos de atenciones y medicamentos gracias al plan de Fonasa de la madre y un seguro complementario que contrate cuando nació. Fuera de los gastos propios del hogar y de alimentación y vestuario de mi hijo. Ella en cambio ocupa el dinero en el dividendo, sus gastos, sus tragos y de vez en cuando en regalonear al niño con algún regalo de supermercado u otra cosa, pero lo esencial de alimento, remedios y vestuarios, no hay casi nada de aporte.

En este año la profesora jefe en reunión nos indicó que el niño tiene un mal manejo de la frustración y sin ser evidente insinúa que existe una sobre exigencia por parte de los padres, cosa que es efectiva en el caso de la madre.
Se llevo a un psicólogo, el cual indicó que existe un nivel de maltrato, cosa que la madre no ha querido conversar conmigo y no me quiere incluir en las sesiones del medico, pero me interesa que ella sea analizada y yo también para ver desde dónde corregir estos temas, ella ha tomado licor en forma desmedida delante de mi hijo y su cambio de conducta es evidente, en algún momento se hice ver que no era un buen ejemplo a mostrar, pero no muestra intenciones de cambiar.
¿existe alguna forma legal que la obligue a incorporarse a un examen de especialistas y que vean la forma de ayudarla tanto a ella como a mi hijo y a mi?
Ya en este momento no estoy interesado en salvar nuestra relación pero si la integridad y salud de mi hijo menor y sobre todo tener la libertad de que mis hijos mayores puedan compartir con él sin el maltrato de la madre.

Alejandro H.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *