Aprobación de solución en comunidad de propietarios ha sido desatendida

Hace casi un año Aproximadamente se desbordaron aguas negras en mi apartamento por el desagüe del baño de mis hijos. El apartamento se lleno de agua con materia fecales etc.
Cuando investigaron el problema evidenciaron que en el apartamento que esta debajo había una valvular de desagüe que el propietario cerraba. Si bien la válvula esta en el apartamento de abajo fue instalada por el arquitecto que hizo el edificio lo que se dedujo que el daño era del área común.

En reunión de Asamblea Extraordinaria que citó y se llevó a cabo el jueves 18 de febrero de 2016, se aprobó, entre otros, por mayoría calificada de votos de los copropietarios, que el edificio correría con los gastos de retirar la válvula de control de cierre de 4” que se encuentra instalada en forma ilegal en la tubería de bajante de aguas servidas del edificio, dentro del apartamento 101, por valor de $450.000, con los fondos de imprevistos del edificio, por tratarse de un servicio del área común del edificio.

A pesar de contar con el voto aprobado, la administradora no ejecutó el mandato delegado por los Copropietarios, aduciendo que el señor Raúl C***, Copropietario del Apto 4**+, y quién no asistió a dicha reunión, le ordenó que no podía tomar los recursos disponibles del fondo de imprevistos que tiene el edificio en una cuenta, dispuesto para diferentes obras de mantenimiento he imprevistos, a pesar de contar con los fondos para dicho fin. La administradora Madeline A*** decidió aceptar el mandato del señor Raúl C***l y desatender el mandato de la mayoría de los copropietarios que aceptaron ejecutar la obra, dejando su constancia en el Acta respectiva, dilatando de esta forma la solución de este delicado problema.

En reunión posterior de Copropietarios del edificio citada por la Administración y llevada a cabo el jueves 28 de julio de 2016, se tocó nuevamente el punto pendiente por resolver del retiro de dicha válvula de cierre en el Apto. 101, y la señora Madeline explicó que como se trataba de una Asamblea Extraordinaria, dicho punto no había sido anotado en su comunicación de convocatoria, y por lo tanto, no podía ejecutar el gasto, a pesar de haber sido aprobado por los copropietarios en mayoría calificada en Proposiciones y Varios, como un imprevisto necesario de resolver.

En dicha reunión propusimos que se autorizara a la Administración tomar los $450.000 del fondo de ahorro que tiene el edificio disponible para atender imprevistos y mantenimientos autorizados por los copropietarios, pero el señor Raúl C*** se opuso a dicha propuesta y en su lugar propuso que se cobrara una cuota extraordinaria de $41.000 por apartamento, para cubrir el gasto de los $450.000. Tal como lo había mencionado anteriormente, dicha cuota fue aprobada en esa reunión por la mayoría calificada. Cabe recordar que la señora Amparo I***, propietaria del Apto 101 dónde se encuentra instalada dicha válvula de cierre, también estuvo de acuerdo con la decisión tomada y dispuesta a colaborar con los trabajos tan pronto lo coordinara la Administradora Madeline A***, Como resultado de dicha decisión, con fecha 29 de julio de 2016 la Administradora envió una comunicación formal a todos los copropietarios informando sobre la necesidad de recaudar el dinero para resolver definitivamente el problema. Varios copropietarios pagaron dicha cuota extraordinaria, incluyendo la mía.

Como transcurrieron varios días y meses sin resolver el problema delegado, le pregunté a la Administradora Madeline A*** el motivo por el cual no se había ejecutado el trabajo, y su respuesta fue que el señor Raúl C***, a pesar de haber estado presente en la reunión y haber aceptado el gasto, con testigos de los copropietarios asistentes, le ordenó desistir del cobro y no continuar enviando las comunicaciones del cobro de las cuotas extraordinarias aprobadas a los copropietarios, porque en su concepto dicha reunión no se había sido llevada a cabo con los requisitos formales. Con este accionar, se demuestra que la administradora Madeline A*** faltó en su obligación al decidir aceptar el mandato del señor Raúl C*** y desatender el mandato de la mayoría de los copropietarios que aceptaron el cobro de la cuota para atender el imprevisto, dejando su constancia en el Acta respectiva y ratificada con la comunicación enviada a los copropietarios el 29 de julio de 2016, dilatando nuevamente la solución de los problemas que afectan la copropiedad en forma amigable.

Ahora me escribe la abogada de la administrado que:

Te ofrezco mis disculpas no haberte respondido anteriormente, pero era que estaba esperando respuesta por parte del Edificio quienes se iban a reunir, frente eso me informa la administradora que no hubo quorum para decidir. Así las cosas no queda otra alternativa que esperar que haya asamblea.

Le pregunto como así otra reunión para aprobar lo aprobado?

Catalina




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *