Código Penal: De la clasificación de las penas

Artículo 21. Las penas que pueden imponerse con arreglo a este Código y sus diferentes clases, son las que comprende la siguiente escala general:

Penas de crímenes

  • Presidio perpetuo calificado.
  • Presidio perpetuo.
  • Reclusión perpetua.
  • Presidio mayor.
  • Reclusión mayor.
  • Relegación perpetua.
  • Confinamiento mayor.
  • Extrañamiento mayor.
  • Relegación mayor.
  • Inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos, derechos políticos y profesiones titulares.
  • Inhabilitación especial perpetua para algún cargo u oficio público o profesión titular.
  • Inhabilitación absoluta temporal para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad.
  • Inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios públicos y profesiones titulares.
  • Inhabilitación especial temporal para algún cargo u oficio público o profesión titular.

Penas de simples delitos

  • Presidio menor.
  • Reclusión menor.
  • Confinamiento menor.
  • Extrañamiento menor.
  • Delegación menor.
  • Destierro.
  • Inhabilitación absoluta temporal para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad.
  • Suspensión de cargo u oficio público o profesión titular.
  • Inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción mecánica o animal. Suspensión para conducir vehículos a tracción mecánica o animal.

Penas de las faltas

  • Prisión.
  • Inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción mecánica o animal.
  • Suspensión para conducir vehículos a tracción mecánica o animal.

Penas comunes a las tres clases anteriores

  • Multa.
  • Pérdida o comiso de los instrumentos o efectos del delito. Penas accesorias de los crímenes y simples delitos Incomunicación con personas extrañas al establecimiento penal, en conformidad al Reglamento carcelario.

Artículo 22. Son penas accesorias las de suspensión e inhabilitación para cargos y oficios públicos, derechos políticos y profesionales titulares en los casos en que, no imponiéndolas especialmente la ley, ordena que las otras penas las lleven consigo.

Artículo 23. La caución y la sujeción a la vigilancia de la autoridad podrán imponerse como penas accesorias o como medidas preventivas, en los casos especiales que determinen este Código y el de Procedimientos.

Artículo 24. Toda sentencia condenatoria en materia criminal lleva envuelta la obligación de pagar las costas, daños y perjuicios por parte de los autores, cómplices, encubridores y demás personas legalmente responsables.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *