Código Penal: De las circunstancias que eximen de responsabilidad criminal

Artículo 10. Están exentos de responsabilidad criminal:

1) El loco o demente, a no ser que haya obrado en un intervalo lúcido, y el que, por cualquier causa independiente de su voluntad, se halla privado totalmente de razón.

Acápite segundo. DEROGADO

Acápite tercero. DEROGADO

2) El menor de dieciocho años. La responsabilidad de los menores de dieciocho años y mayores de catorce se regulará por lo dispuesto en la ley de responsabilidad penal juvenil.

3) DEROGADO

4) El que obra en defensa de su persona o derechos, siempre que concurran las circunstancias siguientes:

  • Primera. Agresión ilegítima.
  • Segunda. Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla.
  • Tercera. Falta de provocación suficiente por parte del que se defiende.

Párrafo segundo. DEROGADO

5) El que obra en defensa de la persona o derechos de su cónyuge, de sus parientes consanguíneos legítimos en toda la línea recta y en la colateral hasta el cuarto grado inclusive, de sus afines legítimos en toda la línea recta y en la colateral hasta el segundo grado inclusive, de sus padres o hijos naturales o ilegítimos reconocidos, siempre que concurran la primera y segunda circunstancias prescritas en el número anterior, y la de que, en caso de haber precedido provocación de parte del acometido, no tuviere participación en ella el defensor.

6) El que obra en defensa de la persona y derechos de un extraño, siempre que concurran las circunstancias expresadas en el número anterior y la de que el defensor no sea impulsado por venganza, resentimiento u otro motivo ilegítimo.

Se presumirá legalmente que concurren las circunstancias previstas en este número y en los números 4° y 5° precedentes, cualquiera que sea el daño que se ocasione al agresor, respecto de aquel que rechaza el escalamiento en los términos indicados en el número 1° del artículo 440 de este Código, en una casa, departamento u oficina habitados, o en sus dependencias, o, si es de noche, en un local comercial o industrial y del que impida o trate de impedir la consumación de los delitos señalados en los artículos 141, 142, 361, 362, 365 bis, 390, 391, 433 y 436 de este Código.

7) El que para evitar un mal ejecuta un hecho que produzca daño en la propiedad ajena, siempre que concurran las circunstancias siguientes:

  • 1a) La realidad o peligro inminente del mal que se trata de evitar.
  • 2a) Que sea mayor que el causado para evitarlo.
  • 3a) Que no haya otro medio practicable y menos perjudicial para impedirlo.

8) El que con ocasión de ejecutar un acto lícito, con la debida diligencia, causa un mal por mero accidente.

9) El que obra violentado por una fuerza irresistible o impulsado por un miedo insuperable.

10) El que obra en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, autoridad, oficio o cargo.

11) DEROGADO.

12) El que incurre en alguna omisión, hallándose impedido por causa legítima o insuperable.

13) El que cometiere un cuasidelito, salvo en los casos expresamente penados por la ley.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *