El Termómetro de la Mediación y sus Honorarios

Quizás nadie dudará que la Justicia esta cada vez mas lejos de la gente. En ese contexto la mediación prejudicial se instaló en la sociedad y empezó hacer su propio camino. Mientras la Justicia se encuentra acorralada por la sobreabundancia de trámites, la mediación incrementó su trabajo por su celeridad , costo y eficacia. Presumo que hay cosas que corregir pero es indudable que estamos en el buen camino.

Sin embargo tenemos una materia pendiente. Hasta donde llegamos con nuestra actividad. Estudiar los efectos de una mediación culminada es proyectar nuestro trabajo a futuro es decir crecer en nuestra labor. Crear pautas de pacificación en la sociedad. Lograr mejorar la convivencia pese a las dificultades. Lograr que la mediación sea la pauta cultural en el futuro en la resolución de conflictos. Otro tema pendiente es de carácter interno: Los Honorarios. Se podrá algún día crear una escala salarial que a todos nos guste. Se podrá agilizar la vía de cobro. Muchas preguntas y una sola certeza: Tenemos mucho por hacer mientras el tiempo nos devora.

El año pasado después de asumidos nuestros cargos tuvimos entre otras, reuniones con las máximas autoridades del Ministerio de Justicia de la Nación, actividad que ya venían realizando nuestros predecesores. Estas reuniones apuntaban fundamentalmente a dos ítems:

  1. Modificación de la Escala de Honorarios
  2. Modificación del Sistema de Notificación
  3. Modificación de la Ley 24.573.

En la primera reunión nos llevamos una gran sorpresa la Secretaria de Justicia la Dra. Lozardo y su equipo nos demuestra un profundo interés en la mediación, informándonos que se encontraban elevando un proyecto al Poder Ejecutivo aumentando los honorarios y que dicho proyecto contemplaba un mínimo de $300 hasta montos que no superaran los $6.000, de $600 para montos que no superaran los $ 12.000, y $1.200 para montos que superaran los $12.000. En caso de mediaciones con monto indeterminado los honorarios ascenderían a la suma de $900.

Siendo unánime la postura crítica de los mediadores acerca de la escala de honorarios vigentes, se organizó el 07 de diciembre del 2006 en el C.P.A.C.F. un encuentro para debatir con todos los colegas dicha temática

En dicho encuentro nos encontramos que mientras algunos coincidían con la propuesta del Ministerio otros preferían que los honorarios estuvieran relacionados con el monto, un porcentaje del acuerdo, y por último otros proponían que el mínimo había que mantenerlo y el máximo aumentarlo, ya que en un acuerdo de $500 eran excesivos que los honorarios del mediador fuera $300. como así también en un acuerdo de 200.000 dólares cobrar 600 pesos era un monto absurdamente exiguo.

En conclusión todos coincidíamos que había que aumentar los honorarios. debemos unirnos y pedir lo que nos corresponde.
Previas a estas jornadas las autoridades del Ministerio de Justicia nos informaron que el nuevo Decreto estaba a la firma del Presidente de la República. Decreto que al momento de la escritura de este articulo no fue firmado. Recordemos que tiempo antes había sido firmado el Decreto que duplicaba los honorarios de los conciliadores laborales llevándolos de $ 225 a $ 450.

Conclusiones del encuentro respecto de notificaciones. Siendo unánime la postura de los mediadores y Abogados respecto de la sobre exigencia de notificaciones que primero el cliente tenga que mandar una carta documento ofreciendo una lista de mediadores y después el mediador otra para informar la fecha de la mediación, sistema que nadie usa ya que en el 99% de los casos se manda una sola Notificación.

En los ´90 el Poder Judicial se encontraba sobrecargado de causas y sobrepasado en sus posibilidades, tanto en Capital Federal como en la Provincia de Bs. As. con grandes demoras. El Gobierno tenia dos posibilidades: aumentar notablemente el presupuesto judicial creando juzgados y nombrando nuevos jueces y personal judicial o imponer la mediación.

El Gobierno solucionó en su momento el gran recargo judicial y los abogados mediadores pagamos el costo. Pagamos nuestra formación, las especializaciones, las actualizaciones anuales obligatorias y además una Matricula anual. El Gobierno tiene una Dirección que le da superávit . Siempre les llama la atención a los que preparan las partidas presupuestarias que para la mediación no tienen que asignar partida, mediación significa superávit.

El estado hizo un gran negocio, los mediadores uno muy malo y los mediadores seguimos y seguimos, porque amamos la mediación, porque vemos cuanto bien le hacemos a la gente, cuantos conflictos se solucionan, porque queremos un mundo mejor y los que solo hacen números lo saben y se abusan, de nuestras ganas, de nuestro idealismo. Pero que amemos a nuestra profesión, nos guste lo que hacemos, no nos quita el derecho de una retribución justa por nuestro trabajo.

Esto no es nuevo, recuerdo dos colegas una década atrás, compañeras de las primeras formaciones organizadas por el Ministerio de Justicia que como muchos otros decidieron apostar a la mediación, alquilaron una hermosa oficina, la decoraron y amueblaron de acuerdo a las necesidades de la mediación, un año después tuvieron que cerrar el centro creado después de haber gastado y perdido una gran cantidad de dinero.

Gran cantidad de mediadores se dan de baja cada año por no poder mantener los gastos que significa ser mediador, tal es así que cerca del 65 % de los mediadores matriculados dejaron de ejercer y de los que se entrenaron para ser mediadores solo el 15 % se encuentran ejerciendo.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *