Incumplimiento de contrato por parte de arrendador de inmueble

El 1 de agosto de 2015 comencé a vivir en un departamento arrendado en Santiago centro, viví ahí por un año un mes (hasta el 30 de septiembre de 2016). Desde el primer día, cuando aún nos estábamos cambiando con mi familia, comenzaron los reclamos por parte de dos vecinos de los dos pisos más abajo por filtraciones en su departamento, situación que comuniqué a la corredora de propiedades inmediatamente pero sin respuesta satisfactoria.

Seguí recibiendo reclamos y además cartas de “amenazas” por parte de la administración y de la presidencia del comité de propietarios. Seguí insistiendo a la corredora, quién se comprometió a hacer arreglos, que fueron hechos por distintos gasfíter y que no solucionó finalmente nada, puesto que los reclamos siguieron y la corredora hizo oídos sordos. La administración del edificio logró conseguir los datos del dueño del departamento y se comunicaron con él para que pudiera hacer algo al respecto situación que milagrosamente aceleró el proceso de reparación que continuó siendo parche. Seguí durante los meses posteriores hasta el 30 de septiembre con los reclamos de los vecinos pero en realidad ya no tenía ganas de seguir alegando.

A esto se suma que el departamento fue entregado en pésimas condiciones de infraestructura y aseo nada con lo que decía el contrato, situación que también se la plantee a la corredora, la cantidad de habitaciones y baños no eran las que se prometía. También tuve que cancelar gastos comunes del mes de julio que correspondía a agosto porque se pagan por adelantado hecho que entendí y no tuve problemas en pagarlo.

En agosto me debía ir pero por motivos de salud míos no pudimos movernos de casa pero nos conseguimos un arriendo en el cual el 19 de septiembre hacían entrega de las llaves, por lo que mi padre en mi representación conversó con la asistente de la corredora y de palabra llegaron al acuerdo que pagaba un mes más (septiembre) para no crearle más problemas.

El tema que al querer irnos desconocieron ese acuerdo de palabra y buena fe y no quieren devolver el mes de garantía porque no les avisé con anticipación. Yo cumplí con avisar un mes antes como decía el contrato y luego llegamos a un acuerdo de palabra y entiendo que el mes de garantía se retiene por daños en la propiedad, cosa que no fue así ya que nosotros hicimos arreglos que no fueron cobrados ni descontados del mes de arriendo.
Quisiera saber legalmente que puedo hacer y si hay algún tipo de asesoría en el proceso gratuita.

Valentina B.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *