La lucha contra la usura en Roma y su relación con el proceso para combatir las inequidades de la deuda externa

Dos acontecimientos de hace 2500 años, el Juramento de la Plebe en el Monte Sacro y la Institución del Tribunado, fueron conmemorados –por su singular vigencia– por la Comuna de Roma, la Universidad de Roma “La Sapienza” y el Consejo Nacional de Investigaciones de Italia, unidad de investigaciones “Giorgio La Pira”, en el Seminario que tuvo lugar entre el 15 y el 17 de diciembre de 2008.

“La plebe, agobiada por un cruel e inhumano sistema jurídico que sometía su trabajo y su libertad a las imposiciones de los patricios en todos los ámbitos de las relaciones sociales y en modo particular en el de los créditos usurarios, abandonó Roma y se instaló en el Monte Sacro”. Esto sucedió en el año 494 a.C. Al año siguiente, “los rebeldes plebeyos regresaron a Roma convencidos por Menemio Agrippa de la necesidad de colaborar que debía primar en las relaciones de clase, pero con la condición de crear una nueva magistratura que protegiera los derechos de los más débiles ante la arbitrariedad y la prepotencia de los poderosos: el Tribuno. Para cumplir con sus cometidos, se lo dotó de un arma formidable: el derecho a veto…”

Las disertaciones de los panelistas y los trabajos presentados desarrollaron el vínculo y la continuidad entre esos episodios de la Roma antigua con instituciones y problemas contemporáneos. En primer lugar, se coincidió en que el juramento de la Plebe en el Monte Sacro y el Tribunado son el origen remoto de la creación del Ombudsman, las Defensorías del Pueblo y otras instituciones similares contemporáneas. En segundo término, se planteó que la lucha contra la usura asumida por la plebe romana continúa en la actualidad en el empleo de los instrumentos que suministra el derecho para obtener justicia contra la iniquidad de la deuda externa en sus orígenes y en sus consecuencias.

1. Los dos hechos recientes más relevantes en cuanto a la deuda externa son:

  •  La cancelación unilateral de los créditos de cinco países deudores por parte del Gobierno del Reino de Noruega, en razón de considerarse co-responsable por el origen de créditos fallidos;
  • Las decisiones soberanas de la República del Ecuador de, por una parte, poner en funcionamiento una Auditoria Integral de su Crédito Público, Interno y Externo iniciando en consecuencia de sus resultados las medidas legales pertinentes sobre la base de las pruebas irrefutables de la ilegitimidad de gran parte de la Deuda Externa y, por otra parte, la de presentar un proyecto de Resolución ante la Asamblea General de las Naciones Unidas para pedir a la Corte Internacional de Justicia una opinión consultiva sobre los aspectos jurídicos de la Deuda Externa.

2. Cabe destacar la acción desarrollada por la Federación Luterana Mundial en la profundización de los estudios sobre la cuestión y el apoyo decidido que presta al Gobierno de la República del Ecuador en su determinación de realizar la Auditoría Integral del Crédito Público cuyos resultados han revelado pruebas de enormes irregularidades y deudas ilegítimas que lo han determinado a iniciar acciones legales.

La Federación Luterana Mundial ha apoyado también firmemente la decisión ecuatoriana de presentar un proyecto de Resolución para que la Asamblea General de las Naciones pida a la Corte Internacional de Justicia una opinión consultiva sobre los aspectos jurídicos de la Deuda Externa.

3. El protagonismo de la Iglesia Católica, que actualiza su doctrina social renovando su condena a la usura y a la injusta Deuda Externa y sus exhortaciones a utilizar las vías idóneas que suministra el Derecho, ha sido puesto de manifiesto en la Carta del Cardenal Secretario de Estado de la Santa Sede Tarcisio Bertone, fechada el 14 de diciembre de 2007 (publicada en la revista Roma e America 23, 2007), dirigida al I Seminario sobre “Tradizione repubblicana romana” organizado en el Capitolio por la Unità di Ricerca ‘Giorgio La Pira’ del Consiglio Nazionale delle Ricerche, bajo los auspicios del Comune di Roma.

4. Se toma debida nota del ofrecimiento del Parlamento Latinoamericano de trabajar en conjunto con GTJ (Grupo de Trabajo de Jurisprudencia del CEISAL -Consejo Europeo de Investigaciones Sociales de América Latina-) con la Università di Roma ‘La Sapienza’ y con la Unità di Ricerca “Giorgio La Pira” del Consiglio Nazionale delle Ricerche para realizar acciones mancomunadas procurando la ejecución de auditorías de deuda externa en países deudores y otras medidas conducentes que prioricen la acción efectiva por sobre lo meramente declarativo. La actual crisis financiera es la oportunidad para multiplicar las acciones tendientes a obtener justicia para los países víctimas de la Deuda Externa.

5. Se toma debida nota de las propuestas de modificar el Estatuto de la Corte Criminal Internacional Permanente, incorporando a su competencia el juzgamiento de delitos económicos financieros tales como la usura y los ataques especulativos a los sistemas monetarios, que deben ser tipificados como delitos internacionales, semejantes a los saqueos bélicos. En vista de la revisión de dicho Estatuto, programada para el año 2009 (a someter a la Conferencia de los Estados Miembros), se manifiesta cada vez más urgente la exigencia de incluir la usura entre los crímenes contra la humanidad. La usura es causa de violaciones del Derecho a la vida de los más pobres, individuos y familias. Se señala a este respecto el planteamiento del profesor Giovanni Conso, Presidente de la Academia de Lincei, Ex Presidente de la Conferencia de las Naciones Unidas para la institución de la Corte Criminal Internacional Permanente.

Corresponde también analizar la justiciabilidad de las Naciones Unidas por las acciones nocivas perpetradas por sus organismos, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

6. Los participantes apoyan la propuesta hecha por el Parlamento Latinoamericano al Comune di Roma para la institución en el Capitolio de un Foro Permanente de los Países en vías de desarrollo endeudados.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *