Comienzo de la existencia de la persona

La vida humana comienza con la concepción, y creo yo que eso nadie puede dudarlo. Pero aún siguen las siguientes preguntas: ¿el embrión es persona?, ¿todos los seres humanos son personas? Habitualmente llamamos persona a todo ser humano. Sin embargo, algunos autores consideran que no todo ser humano es persona. H. Tristram Engelhardt sostiene: “no todos los seres humanos son personas” y consecuentemente distingue entre “personas en sentido estricto” y “vida biológica humana”. Entiende que el fundamento del respeto debido a las personas es su autonomía moral, es así que los individuos que poseen mera “vida biológica humana”, no tienen un valor intrínseco, sino que valen en la medida que así lo juzguen las “personas en sentido estricto”.

Peter Singer llega a conclusiones similares. Su principal preocupación es el respeto de los animales y su equiparación moral con los seres humanos. En otras palabras, “no todos los miembros de la especie Homo Sapiens son personas, y no todas las personas, son miembros de la especie Homo Sapiens”. Sostiene que el valor de las vidas humanas es variable, porque “la vida sin autoconciencia no tiene ningún valor”. Las posiciones reseñadas se centran en la dimensión pensante de la persona, olvidando que el cuerpo también es constitutivo de la misma.

Señala el Dr. Andomo que para el Derecho, la autoconciencia no es definitoria de lo que es la persona. EI acto de autoconciencia no es constitutivo del sujeto, sino que es sólo una de las expresiones de su personalidad”. La tesis de la autoconciencia supone un reduccionismo antropológico, dado que se toma una parte de la persona (el ejercicio actual de la autoconciencia) como si ella fuera el todo. El derecho choca abiertamente con ello. En virtud de lo expuesto, y sin enrolamos en ninguna de estas posturas, se concluiría que todo ser humano es persona, pero esto estaría distante no solo de la realidad lógica, sino científica, ya que podríamos decir que Ser Persona es una especie del genero Ser Humano.

Claude A. Villee, desde el punto de vista biológico, afirma que la división, el crecimiento y la diferenciación que sufre un huevo fertilizado para convertirse en un sistema de órganos notablemente interdependientes y complejos que constituyen un animal adulto es, sin duda, uno de los más fascinantes fenómenos biológicos. Al cabo de dos meses (55 días aproximadamente) de desarrollo, cuando el embrión mide unos 25mm. de longitud comienza a tener aspecto netamente humano. Acá ya ha comenzado la formación de la cara, y se notan los rudimentos de los ojos, las orejas y la nariz.

Desde el punto de vista etimológico, la palabra persona deriva del latín, personare (resonar), siendo las mascaras que usaban los actores, cubriendo su rostro, que al contar con unas laminas metálicas hacían resonar o hacer más sonora la voz en los teatros. Luego evoluciono, y ya representaría al personaje que los actores desarrollaban, es por ella que salido del teatro, la palabra persona en la vida social, pasaría a referirse a la función que los seres humanos desempeñan en la vida; hoy en día en el derecho, persona representa al sujeto de derecho.

Si lo vemos como concepto jurídico, persona se refiere a un sujeto de derechos y obligaciones, que no solo es el hombre, sino también pueden serlo las personas jurídicas (entes). Ahora bien, la diferencia es que unos tienen o presentan signos característicos de humanidad, haciendo alusión a individuos como seres organizados (organismo) respecto de su especie. Por lo tanto, si tiene organismo, tiene un conjunto de órganos, siendo estos distintas partes que cumplen una funci6n determinada, de un cuerpo animal o vegetal. Esta noción de ente remite a la de ser, en otras palabras que existe, pero este ser que existe tiene que tener signos característicos de humanidad, sin distinción de cualidades o accidentes, haciendo hincapié en la humanidad que deriva de lo humano, o sea, lo que pertenece al hombre o que fuera propio de él. Es por eso que podríamos afirmar entonces, que las personas de existencia visible o físicas, son los individuos orgánicos que presenten signos característicos propios o pertenecientes al hombre, sin distinción de cualidades o accidentes, determinados por su genética en el momento de la concepción.

Pero cuidado, lo dicho, no significa que comience la existencia de la persona humana desde la concepción; este ser humano no debe confundirse con hombre – persona, ya que para ser eso, deberá adquirir un aspecto humano, que no posee todavía en las etapas precedentes de pre embrión y embrión dadas en el desarrollo biológico. Este nuevo ser requiere de la presencia de dos elementos: la unicidad (ser único e irrepetible) y la unidad ser uno solo). La separación es de criterios, pero aclararían elproblema conceptual que existe entre el derecho y otras ciencias, que tienen el concepto de los estadios evolutivos bien definidos.

Es evidente la intención de Vélez (artículos 63, 70, 3290 Código Civil) de proteger la vida humana desde el momento de su concepción, como lo demuestra al suprimir el requisito de viabilidad, explicitando en la nota al arto 72 del Código. Nótese, que hasta el propio Vélez habla de criatura y se basa en la protección más que nada de la vida humana, para luego darle la capacidad de adquirir derechos y obligaciones al ser persona. Por su parte, el Dr. Marcos Córdoba”, considera que la aplicación legal debe efectuarse de modo tal que preserve los derechos de todos los entes que presenten signos característicos de humanidad (artículo 51 CC.), a pesar que la evolución que lo haya llevado a poseer tales signos no sea, precisamente, la del único supuesto contemplado en nuestro Código Civil.

Para la ley Argentina se es persona desde la concepción, pero para la adecuación de los tiempos actuales, sería conveniente adoptar una nueva definición: “La existencia de la persona humana propiamente dicha, comienza con la formación del organis mo, con rasgos, caracteres y signos humanos, genéticamente definidos, al cabo de dos meses desde el momento de la concepción dentro o fuera del seno materno”.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *