Idiomas jurídicos en la Escuela de Posgrado del CPACF

El conocimiento de idiomas es una herramienta fundamental para cualquier abogado que trabaja con asuntos internacionales. Si bien el inglés es la lengua de los negocios, por su ubicación y por las relaciones internacionales y comerciales que Argentina tiene desde siempre con otros países, también el francés, el italiano y el portugués son idiomas que necesitan atención especial cuando se trata de su uso para propósitos específicos como es el caso especial de la lengua jurídica.

Quienes dirigen empresas transnacionales necesitan contar con personal y con futuros empleados que tengan las competencias lingüísticas necesarias para comunicarse con sus clientes colegas y profesionales de otros países y para procesar la información de la lengua extranjera escrita.

A su vez, los estudiantes de abogacía y los abogados recién recibidos deben contar entre sus aptitudes el conocimiento de una lengua foránea.

Conscientes de esta realidad, el CPACF desempeña un papel importante al ayudar a sus miembros a que logren los niveles necesarios de esas lenguas en su práctica legal y desarrollo profesional a través del dictado de cursos en su Escuela de Posgrado.

Los programas de idiomas jurídicos nacieron mediante el convenio realizado recientemente entre el CPACF y la Universidad del Museo Social Argentino, por intermedio de su Facultad de Lenguas Modernas y se enfocan en la enseñanza de la lengua extranjera para propósitos específicos, abordando temas del ámbito legal, a sabiendas de que la creciente globalización del mercado mundial y las transacciones comerciales entre países limítrofes invitan a muchos estudiantes de abogacía y abogados a proyectar una carrera que incluye aspectos de orden internacional.

Objetivos

El objetivo de las clases es desarrollar un programa de aprendizaje que asegure que los participantes adopten las competencias lingüísticas necesarias para desempeñarse en ámbitos internacionales o para continuar estudios que se dictan principalmente en francés, inglés, italiano y portugués. Asimismo, se busca responder a los nuevos parámetros de selección de personal. Los participantes obtendrán un nivel internacional que les permita demostrar a sus futuros empleadores que tienen el conocimiento de una lengua extranjera para desempeñarse en el ámbito legal.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *