Los Abogados y el Ajedrez, Una Historia Destacada

Gran cantidad de abogados ha sobresalido en este juego ciencia, desde la década del 60 hasta el presente. Un vistazo al Ranking Internacional de la Federación Mundial de Ajedrez encuentra a muchos colegas activos e incluso ranqueados internacionalmente.

Contra lo que pudiera pensarse, nuestra orden ha tenido permanentemente una relevante participación en este noble juego. No deja de llamar la atención lo que en apariencia pudiera ser un contrasentido. Siendo nuestra actividad de corte netamente intelectual, y en la que a diario nos vemos enfrentados a conceptos abstractos, teorías, formulas y técnicas diversas, resulta sorprendente que al término de ésta podamos continuar dispuestos a seguir aplicando nuestras dotes intelectuales frente a un tablero. Podría pensarse que los abogados deberíamos ser más aficionados a los deportes que requieren una mayor actividad física, que nos permitan liberarnos de las tensiones diarias. Pero quizás la misma práctica que tenemos en el análisis de conceptos abstractos nos lleva a desenvolvernos bien en el juego ciencia.

Gran cantidad de colegas ha dado eficaz muestra de ello. Comencemos con el maestro nacional Julio Salas Romo, que además de ser Presidente del Colegio de Abogados y desempeñarse en varios cargos en el servicio público, fue también un gran ajedrecista, animador indiscutido de los Torneos Mayores de Chile por largos años y seleccionado de Chile en las Olímpiadas Mundiales, competencias en las cuales era reconocido por su espíritu combativo. De la misma época de don Julio recordamos también a Gabriel Araya Schnake, jugador del Torneo de Chile, y a Héctor Jiménez, que disputaba siempre los primeros lugares hasta que se radicó en Arica, como juez de menores. La generación que continuó a estos maestros históricos siguió su ejemplo y si bien no alcanzó la altura de sus antecesores, si lo hizo en el plano colectivo.

A mediados de la década del 60 surgió una generación de jóvenes valores en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, bajo la conducción de José Zalaquett, quien fue todo un iniciador de estas lides entre sus estudiantes. Por esos años la Escuela logró formar un equipo de real jerarquía para enfrentar las recordadas Olimpiadas Universitarias que organizaba el Club Deportivo de la Universidad de Chile.

Ya en el año 1967 la Escuela, con José Zalaquett de primer tablero, llegó en tercer lugar después de Ingeniería y Pedagógico, que ese año había formado un equipo de estrellas. La sorpresa vino al año siguiente en que la Escuela logró una hazaña que parecía imposible: ganar el torneo relegando al segundo lugar a Ingeniería, triunfador indiscutido de todas las competencias anteriores y que era prácticamente invencible.

La derrota de Ingeniería a manos de Leyes convulsionó en esa época a todo el mundo del ajedrez, pues eran más de 20 años en que el cetro le correspondía, casi por derecho propio. El equipo ganador estuvo integrado por Roberto Puelma, que como primer tablero batió a Juvenal Canobra, y el autor de este artículo derrotó en el segundo tablero a Rodrigo Flores. Nuestro tercer tablero, León Terán, que posteriormente no siguió la carrera, fue el único que debió inclinar su rey a manos de Juan Belmonte. En el cuarto tablero, Pablo Fliman Kiblisky, en la mejor partida de su carrera, derrotó a Patricio Carmona. El resultado fue 2,5 a l,5 a favor de Derecho y por primera y única vez la Escuela se alzó con la copa.

Prácticamente el mismo equipo, con sus integrantes ya titulados al cual se unieron abogados de la Universidad Católica, compitiendo ahora bajo los colores del Club de Abogados de Chile que actualmente es la Asociación de Abogados continuó representando a la orden. Durante más de diez años animó y fue sede del Torneo Metropolitano de Ajedrez Por Equipos, donde participaban los más fuertes clubes de Santiago. Es recordada la ocasión en que derrotó inapelablemente al poderoso Club Chile de Ajedrez 3 a 1. Ese equipo contó también con el aporte de los colegas Mario Ramírez Necochea y Mario Verdugo M.

Una increíble victoria

En la misma época se disputó en los salones de la Universidad de Chile un inédito match de abogados versus médicos, en que contamos con Julio Salas Romo de primer tablero. El enfrentamiento no dejaba de ser riesgoso, pues nuestros rivales disponían de dos jugadores del Torneo de Chile, incluso un ex campeón nacional. Pero Julio Salas derrotó al Dr. Tulio Pizzi, abriendo camino a un triunfo para nuestro representativo por 1,5 puntos de diferencia. La revancha continúa pendiente.

El equipo de los abogados reverdeció laureles por allá por el año 1996, en que se coronó campeón de la Copa HotelFundador que se disputaba por equipos. Esa vez estaba integrado por los colegas Roberto Puelma, Juan Carlos Cárdenas, Bohumil Sepúlveda, Víctor García Ordini, Franklin Parsons, Pedro Escandón, Pedro Correa, Luis Angel Santibáñez y José Alfonso Jazmen.

El Club de Abogados promovió y organizó también fuertes competencias individuales de ajedrez bajo la modalidad conocida como Sistema Suizo, que permite un gran número de jugadores en pocas ruedas, en torneos que contaron con la participación de destacados maestros nacionales, incluso de Argentina. En una oportunidad jugó Radomiro Tomic, quien además de abogado era un fuerte jugador y tenía una gran predilección por el juego. También el Club realizó campeonatos individuales para los abogados, donde se disputaba el título de campeón de la orden. Alcanzaron a realizarse dos versiones del torneo, resultando vencedores Roberto Puelma y Mario Ramírez.

Hoy en día la presencia de abogados en el ajedrez sigue siendo destacada, tanto en competencias como en labores directivas. No debemos olvidar que la Federación Nacional es presidida desde hace varios años por un colega, Alfonso Palma Cádiz, y que la actividad ha tenido un gran auge en el último tiempo con la llegada de la era de los computadores, los que se prestan admirablemente para el desarrollo y estudio del juego. La Federación Internacional es una de las más poderosas instituciones mundiales y son millones los aficionados que a diario juegan vía Internet.

Un vistazo al Ranking Internacional de la FIDE (Federación Mundial de Ajedrez) encuentra a gran cantidad de abogados activos y ranqueados internacionalmente, especialmente nuevos valores que han surgido en el último tiempo, como los colegas Domínguez y Fuentealba. Entre los que figuran con mayor rating (ELO) se encuentran los siguientes abogados, pidiendo desde ya excusas si en la enumeración que sigue hemos omitido alguno:

  •  Manuel Abarca (2347)
  • Eduardo Rojas (2315)
  • Hernán Domínguez (2306)
  • Alejandro Dumas (2221)
  • Juan Carlos Cárdenas (2215)
  • Jorge Fuentealba (2214)
  • Bohumil Sepúlveda (2180)
  • Roberto Puelma (2066)

El más destacado es obviamente Manuel Abarca (lugar 16° de Chile), joven colega que reside en San Antonio, vencedor en una ocasión del G.M.I. Miguel Nadjorf y que si bien proviene de otra vertiente, también ha participado en nuestros equipos.

Puede concluirse de este recuento que nuestra presencia en el deporte ciencia está asegurada por muchos años. Lamentamos sin embargo que el equipo de los abogados se encuentre actualmente inactivo, entre otras razones por el prematuro fallecimiento de Pablo Fliman, que se encargaba de organizar y dirigir nuestra participación en los torneos. No obstante, confiamos en que siempre se contará con abogados dispuestos a defender los valores de nuestra orden en el difícil pero entretenido mundo de los escaques.




Califica este Artículo:
1.50 / 5 (2 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *