Servicio nacional del adulto mayor

  • ¿Qué entendemos por maltrato a personas mayores?

El maltrato a personas mayores se refiere a cualquier acción u omisión que produce daño a una persona mayor y que vulnera el respeto a su dignidad y el ejercicio de sus derechos como persona. El maltrato puede realizarse de manera intencionada, como también puede ocurrir por desconocimiento de manera no intencionada.

El daño producido a una persona mayor puede ser de orden físico, psíquico y/o patrimonial.

  • ¿Cuáles son los tipo de maltrato a personas mayores?

Uso de la fuerza física en contra de una persona mayor que daña su integridad corporal, puede provocar dolor, lesión y/o discapacidad temporal o permanente y en casos extremos, la muerte.

Se manifiesta, entre otros, mediante empujones o zamarreos, cachetadas, puñetes, patadas, golpes con objetos, pellizcones, quemaduras, inmovilización, sujeción mecánica o uso inapropiado de medicación por la fuerza.

Abuso Sexual.Cualquier acción de carácter, significación o connotación sexual con una persona mayor sin su consentimiento empleando la fuerza, amenaza y/o engaño, aprovechándose de su deterioro físico o psíquico.

Físico.Cualquier acción de carácter, significación o connotación sexual con una persona mayor sin su consentimiento empleando la fuerza, amenaza y/o engaño, aprovechándose de su deterioro físico o psíquico.

Psicológico.Acciones que producen angustia, pena, estrés, sentimientos de inseguridad, baja autoestima, y/o atentan contra la identidad, dignidad y respeto de la autonomía de una persona mayor.

Se manifiesta a través de insultos y agresiones verbales, amenazas de aislamiento, abandono o institucionalización, intimidaciones, humillaciones, infantilización, ridiculización, silencios ofensivos, no respeto a sus creencias, rechazo a sus deseos y falta de respuesta a sus consultas en forma intencionada

Se incluye en la tipología de maltrato psicológico cualquier otra acción que supone el confinamiento u otra interferencia en la libertad personal de la persona mayor, por ejemplo: negación en la toma de decisiones, encierro, aislamiento social de amigos y familiares.

Selección de normativa realizada por el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) relativa a su ámbito de acción y a los derechos delos adultos mayores

  • Establecimientos de larga estadía para adultos mayores. Decreto N° 134.
  • Crea el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama). Ley N° 19.828
  • Aprueba reglamento de los comités regionales para el adulto mayor. Decreto N° 95
  • Aprueba reglamento del Fondo Nacional del Adulto Mayor. Decreto N°115
  • Aprueba reglamento del registro de asociaciones de adultos mayores. Decreto N° 94
  • Aprueba reglamento del registro de prestadores de servicios remunerados o no a adultos mayores. Decreto N° 93
  • Aprueba comité consultivo del adulto mayor. Decreto N° 92
  • Establece registros de las personas jurídicas receptoras de fondos públicos. Ley N° 19.862
  • Presupuesto del Sector Público para el año 2008 Ley N° 20.232
  • Acceso a la información pública Ley N° 20.285
  • Ley de Presupuestos del Sector Público para el año 2009 Ley N° 20.314
  • Remuneraciones de autoridades de gobierno y cargos críticos en la adminstración pública Ley N° 19.863
  • Establece normas sobre juntas de vecinos y demás organizaciones comunitarias Ley N° 19.418
  • Crea los Consejos Asesores Regionales de Mayores Decreto N° 8 Código Civil DFL N° 1
  • Administración Financiera del Estado DL N° 1.263
  • Asignación de modernización Ley N° 19.553
  • Ley de Bases sobre contratos administrativos de suministro y prestación de servicios Ley N° 19.886
  • Establece Ley de Violencia Intrafamiliar Ley N° 20.066
  • Tribunales de Familia Ley N° 19.968

Maltrato a las personas mayores

El maltrato es un fenómeno desconocido pero existente, que debe ser visibilizado.

El maltrato a las personas mayores es un fenómeno sobre el cual se cuenta con información insuficiente, que no es debidamente reconocido por la sociedad en su conjunto, en el ámbito familiar, ni por los propios mayores. Si a esto se agrega el desconocimiento respecto de los mecanismos de protección existentes en la actualidad, nos encontramos con un doble problema.

Por un lado la invisibilidad del fenómeno por parte de la opinión pública, agravada por la ausencia de mecanismos de protección adecuados que permitan prevenir o disminuir su ocurrencia, y por otro, con la percepción cada vez más cierta, por parte de los propios mayores, de que este es un problema que los afecta y al que no encuentran solución. Todo ello provoca el actual estado de indefensión de los adultos mayores respecto al maltrato en nuestro país.

Es por ello que las medidas e iniciativas de intervención deben apuntar a reconocer la existencia del problema del maltrato, y a visibilizarlo socialmente. Los distintos actores sociales: las propias personas mayores, la familia, los profesionales, las autoridades gubernamentales, los tribunales de justicia, los parlamentarios, deben estar informados de su ocurrencia y sensibilizados acerca de su impacto.

Las personas mayores deben tomar conciencia de sus derechos y hacerse partícipes de este problema.

Es necesario incentivar una actitud participativa de las personas mayores, difundiendo sus derechos y promoviendo su legítimo ejercicio. Los avances que el SENAMA ha gestionado: las Escuelas de Dirigentes, los Consejos Asesores Regionales de Mayores, entre otros, deben continuar fortaleciéndose.

Es indispensable promover mecanismos de protección legal ante el maltrato y un acceso adecuado a la justicia.

El proyecto que modifica la ley de violencia intrafamiliar y otros cuerpos legales, para incluir el maltrato al adulto mayor en la legislación nacional, una vez aprobado, constituirá un importante instrumento para prevenir y sancionar este delito contra las personas de edad.

Una vez que este proyecto sea ley, será vital fortalecer las instancias de apoyo y acceso efectivo de las personas mayores a la justicia, ya que hasta ahora suelen recurrir solamente a quienes tienen más cerca.

Las organizaciones de personas mayores, las iglesias, los servicios de atención primaria de salud, los municipios, los programas comunitarios, constituyen espacios donde pueden instalarse centros de captación de demandas y necesidades, a fin de acoger adecuadamente a las personas mayores y crear alternativas para detectar y pesquisar maltratos o violencia en contra de ellas.

También se hace urgente la necesidad de sensibilizar y capacitar a los Tribunales de Familia, Fiscalías y en general a las instituciones que administran y aplican justicia, para considerar a las personas mayores víctimas de violencia y maltrato como sujetos específicos que forman parte de los grupos vulnerables, que requieren soluciones judiciales diferenciadas y respecto de otros miembros de la sociedad.

Se debe prevenir el maltrato generando un cambio en la imagen social del envejecimiento y la vejez.

En materia de prevención del maltrato a mayores se requiere de un cambio cultural.

Las personas mayores en Chile

Situación, avances y desafíos del envejecimiento y la vejez tipos vigentes. Las acciones de educación y sensibilización deben buscar un cambio de actitudes y conductas.

Es fundamental intervenir en los ámbitos de socialización primaria para cambiar los estereotipos de la vejez desde la infancia.

En el ámbito educacional, es imprescindible realizar acciones prontamente, ya que como se ha señalado en el Estudio sobre el Posicionamiento del Valor Social de las Personas Mayores en los Textos Escolares, las personas mayores son invisibilizadas y estereotipadas negativamente en los textos de educación básica.

De este modo, una línea relevante de trabajo a seguir para la consecución de una imagen positiva de la vejez, es la intervención en el sistema de educación básica, generando nuevas imágenes sobre los roles que desempeñan los mayores en la sociedad, construyendo con ello a su vez una base para la solidaridad intergeneracional.

El maltrato en instituciones y Establecimientos de Larga Estadía constituye un fenómeno poco conocido, que sitúa a las personas mayores en un contexto de indefensión.

La capacitación de los y las cuidadoras, la creación de consejos de residentes y un sistema de acreditación en los Establecimientos de Larga Estadía son medidas relevantes para la prevención del maltrato. SENAMA, en conjunto con el Ministerio de Salud trabaja actualmente en la dirección mencionada.

Guía de prevención del maltrato en personas mayores

SENAMA

Por los Derechos de las Personas Mayores

El envejecimiento de la población es un fenómeno observable en todas las sociedades, del cual la sociedad chilena no ha estado ajena.

El envejecimiento de las y los chilenos constituye un logro de las políticas socio-sanitarias. El significativo aumento de la esperanza de vida y el aumento del peso relativo que adquiere la población mayor de 60 años respecto de la población total en nuestro país plantea nuevos desafíos asociados a la protección social y al logro de una sociedad inclusiva para todas las edades que respete los principios en favor de las personas mayores, a saber: dignidad, autorrealización, independencia, participación y cuidados.

Las personas mayores en la actualidad se ven enfrentadas a una serie de condicionantes sociales, culturales y económicas, tales como mitos y estereotipos negativos de la vejez, escenarios de pobreza, deficiencias en el acceso a la educación continua y al trabajo, entre otros.

El envejecimiento de nuestra población ha estado acompañado de otros cambios en las últimas décadas en la constitución de la familia y la inserción de la mujer en el mercado laboral, entre otros. Estos han impactado en el desempeño del rol protector tradicionalmente ejercido por la familia en el cuidado de sus miembros.

Sumado a lo anterior, el aumento de la esperanza de vida ha configurado un escenario donde las personas mayores en situación de dependencia demandan cuidados que tensionan al sistema familiar y social en su conjunto.

Este fenómeno ha ido visibilizando escenarios de vulnerabilidad social que facilitan las manifestaciones asociadas al maltrato a las personas mayores que son favorecidos por la ausencia de formación e información de la sociedad en su conjunto.

El maltrato es un problema social que afecta a los mayores a nivel mundial, situación que se perpetúa estructuralmente, y que se agrava por la invisibilidad y falta de reconocimiento del problema. El maltrato y la violencia contra las personas de edad puede adoptar muchas formas: física, psicológica, emocional, financiera y se produce en todas las esferas sociales, económicas, étnicas, geográficas. Se ejerce de manera activa o pasiva, y ocurre en distintos contextos: familiar, en las instituciones que prestan asistencia a los mayores y en la sociedad que los discrimina.

La investigación sobre este tema en el país tiene un desarrollo muy incipiente.

No se dispone de estudios nacionales, sólo se conocen algunas investigaciones locales que no se pueden generalizar a la realidad nacional, pero que sin embargo, dan cuenta de la ocurrencia del problema. Dichos estudios señalan que el 30% de las personas mayores han sido víctimas de maltrato en sus diversos tipos.

Por otra parte, las situaciones de maltrato no se denuncian. El informe de Carabineros de Chile (junio de 2007) sobre el número de denuncias de violencia intrafamiliar señala que sólo el 0.59% corresponde a denuncias de maltrato a personas mayores. Estas cifras corroboran el casi nulo reconocimiento de la existencia de violencia contra los mayores en Chile.

El Gobierno de Chile reconoce la urgente necesidad de hacer frente al problema, a través de intervenciones coordinadas en distintos ámbitos de la sociedad.

El Servicio Nacional del Adulto Mayor, ha impulsado la tramitación de un proyecto de ley, que modifica la actual legislación y que en lo sustantivo incorpora a la persona mayor como víctima de violencia intrafamiliar, que incluye entre sus tipologías el abuso patrimonial y especifica medidas de protección ante la ocurrencia del abandono. Por otra parte, SENAMA realiza acciones en el ámbito de conocer las características del fenómeno de maltrato que afecta a las personas mayores y realiza acciones de formación y capacitación, que promueven la toma de conciencia de este problema en los distintos actores de la sociedad chilena.

La presente que hoy presentamos tiene como objetivo orientar a profesionales que se inician en la gerontología en cuestiones básicas sobre el trato hacia las personas mayores. De esta manera, esperamos contribuir a la formación técnico, profesional, como también a la visibilización, difusión y concientización de esta problemática en el objetivo último de una sociedad donde el respeto y el reconocimiento de las personas mayores sea un indicador de que los derechos no se pierdan y más bien se consoliden por la variable edad.

PAULA FORTTES VALDIVIA

DIRECTORA




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Un comentario en Servicio nacional del adulto mayor

  1. Carlos F. Torres Gándara Dice:

    Señores Abogados
    Necesito ayuda urgente,arriendo una casa hace trs años, esta se ha vendido y nos est´n presionando todos los,hoy 14 de Julio nos han anunciado una gran demanda, nos aumentarán el arriendo harán efectivo un vale vista que me hicieron firmar junto con el contrato de arriendo y nos echarán a la calle.Nesecitaremos ayuda y se la pedimos a ustedes por favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *