Sobre la Ley responsabilidad penal adolescente

  • ¿Qué es la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente?

La Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, N° 20.084, es una normativa que establece un sistema especial de justicia penal para los jóvenes mayores de 14 años y menores de 18 años y que entrará en vigencia el próximo 8 de junio. Dicha ley tiene como propósito reformar radicalmente la respuesta del Estado ante los actos que revisten carácter de crimen o simple delito cuando ellos son cometidos por personas menores de 18 años de edad.

  • ¿Qué pasará a partir del 8 de junio con los menores de edad que cometen algún delito?

Desde el 8 de junio próximo toda persona entre 14 y 18 años será imputable penalmente, esto quiere decir que cualquiera sea la condición social y económica del adolescente que cometa un delito, podrá ser procesado y eventualmente condenado.

  • ¿Qué pasará con el trámite de discernimiento?

La nueva ley termina con la polémica figura del discernimiento, que actualmente obliga al juez a someter a exámenes a los menores entre 16 y 18 años para determinar si tienen conocimiento de lo que estaban haciendo en el momento de cometer la infracción a la ley penal. Con el nuevo sistema, todos los adolescentes entre 14 y 18 años podrán ser sujetos de responsabilidad penal.

  • ¿Por qué es tan importante esta nueva ley?

En primer término, porque crea un sistema jurídico especializado en adolescentes -lo que hasta ahora no existía- que los considera como personas en desarrollo, es decir, es un sistema diseñado según las características de esta compleja edad. En segundo término, la ley reconoce a los jóvenes como sujetos de derecho, lo que les garantiza que se apliquen a sus casos todas las normas del debido proceso, como lo son el derecho a defensa, a guardar silencio, a ser informado de los delitos que se le imputan, entre otros. Además, la nueva justicia juvenil establece que todos los actores que intervengan en causas de adolescentes estén capacitados en materias de delitos juveniles, en la Convención sobre los Derechos del Niño, en las características propias de esta etapa de desarrollo y en el sistema de sanciones establecido por la ley.

  • ¿Qué significa que con la nueva ley el adolescente sea un sujeto de derecho?

Significa que todo adolescente enfrentado a un proceso judicial tendrá garantizado un juicio justo de tipo oral y público, igual que los adultos. De este modo, se produce una transformación total del modo en que hasta ahora opera la justicia para los menores de edad, pues se sustituye el eje tutelar (el Estado tomaba decisiones considerando, desde su punto de vista, lo «mejor» para el adolescente) que en la práctica vulneraba los derechos de los adolescentes infractores, al punto que no tenían garantizado por ley el derecho a la defensa, entre otros.

  • ¿Quiere decir que los adolescentes tendrán ahora derecho a defensa judicial?

Desde el 8 de junio, todos los adolescentes sujetos a la ley 20.084 tendrán garantizada la defensa judicial gratuita hasta el término de la ejecución de una sanción por la Defensoría Penal Pública, la que debe disponer de profesionales especializados para que se hagan cargo de todos los casos en que los jóvenes acusados penalmente no cuenten con recursos para acceder a una defensa particular.

  • ¿A qué se refiere la ley cuando habla de proporcionalidad de las sanciones?

Entre los principios que inspiran la nueva justicia penal adolescente está la proporcionalidad y diversidad de las sanciones. De esta forma, el proceso de determinación de sanciones considerará entre otros aspectos: la gravedad del delito, el grado de ejecución (delito consumado, tentado y frustrado), el tipo de participación (autor, cómplice o encubridor) que el adolescente tenga en el hecho que se le imputa y la edad del imputado.

En este proceso deberá considerarse siempre la idoneidad de la sanción para fortalecer el respeto del adolescente por los derechos y libertades de las personas y sus necesidades de desarrollo e integración.

  • ¿Por qué la ley considera la cárcel como último recurso de penalización?

Porque el énfasis del nuevo sistema de justicia juvenil está en la reinserción social, ya que está comprobado que en términos criminológicos el efecto de la cárcel produce un daño mayor y una frecuencia mayor de reingresos al sistema.

El elemento central de lo que señalan las directrices internacionales en esta materia es que las medidas privativas de libertad sean el último recurso, y que los programas de reinserción social que las acompañen tengan siempre un componente educativo en todas las acciones de intervención que se desarrollen.

  • ¿Las medidas de medio libre no fomentan la impunidad?

En ningún caso, pues el espíritu de la ley apunta a poner como eje el proceso de reinserción social, y está comprobado que las medidas de medio libre son más efectivas en este sentido. Además, la ley contempla que si un adolescente no cumple una sanción de medio libre, inmediatamente se le aplicará una sanción más dura, incluyendo su paso por programas privativos de libertad.

Con todo, las sanciones de medio libre no son sólo medidas judiciales, sino que forman parte del catálogo de sanciones penales que establece la ley, con todas las implicancias jurídicas que ello conlleva. (Ej. prontuario penal)

  • ¿Cuál es la pena máxima que se puede dar a un adolescente por un delito y por qué delitos es esta pena?

La pena máxima establecida por la ley es la privación de libertad por un periodo máximo de 5 años para los infractores de 14 y 15 años y de 10 años para los infractores de 16 y 17 años. En ambos casos, estas sanciones corresponden a delitos graves y en ninguna circunstancia se podrá imponer una pena privativa de libertad si un adulto condenado por el mismo hecho no debe cumplir con un castigo de esa naturaleza.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *