Abogados en Pichilemu

Los fundamentos principales sobre la tarea de los abogados, son expuestos para asistir a la comunidad en su tarea de fomentar y asegurar el desempeño apropiado de los abogados, tienen que ser tenidos en cuenta y respetados por los gobiernos en el marco de su legislación y ejecución, y deben apuntarse a la atención de los juristas así como de otros individuos como los jueces, fiscales, integrantes de los poderes ejecutivo y legislativo y el público en general.

Obligaciones y responsabilidades de los abogados

Mantendrán todo el tiempo el honor de su ocupación en su nivel de agentes fundamentales en la aplicación de justicia.

Los abogados, al proteger los derechos de las personas y resguardar la justicia, intentarán ayudar los derechos humanos y el albedrío esenciales establecidas por el derecho locales y extranjeras, y todo el tiempo se desempeñarán con autonomía y presteza, de concordancia con la ley y las medidas morales dispuestas que conducen su profesión de abogados. Velarán en cada minuto y posibilidad por los intereses de sus clientes.

Abogados en Pichilemu Servicios

Si necesita de forma urgente contratar un abogado este artículo le será útil.

Vaya a través de la guía telefónica: revise la sección correspondiente al caso que desee tratar para obtener una lista de abogados que se especializan en asuntos relativos al sector de los delitos que usted desee tratar. Es muy importante contratar a alguien que tome estos casos con regularidad, porque poseen todos los conocimientos necesarios sobre cómo relacionarse con cargos que puedan presentarse al minuto de cometer algún tipo de delito. Estos brindaran seguridad y un enfoque mucho más amplio al momento de tratar los casos, será capaz de manejar los temas de forma adecuada, asegurando así una más alta probabilidad de ganar el caso.

Se recomienda siempre en estas situaciones el no acudir a contratar un abogado general, porque muchas veces puede ocurrir que estos no sean las mejores opciones para manejar los puntos más finos correspondientes a la materia del caso específico.

No contratar un abogado con un bajo porcentaje de casos ganados: hay muchos abogados que tratan con muchos casos a la vez. Sin embargo, es importante comprender que un abogado cuyo porcentaje de victoria es más alto que su porcentaje de pérdida es siempre mejor.

Preguntas: la mayor parte de los abogados otorgan consulta sin valor la primera vez. Es probable que estar unos minutos con el abogado que ha elegido le ayude a conocerlo más, saber cuál es su modo de operar y especialmente ver si le da confianza y prueba tener estudios sólidos sobre el tema que está tratando, para esto siempre se recomienda realizar la mayor cantidad de preguntas posibles y conseguir así aclarar sus interrogantes. Esto haría que se presentase un trato más amigable y ameno con el abogado.

Para tener en cuenta al momento de contratar a un abogado

Es muy importante que usted sepa que un abogado capacitado, sea particular o gratuito, siempre dará una sesión o cita para presentarse, exponer su modo de proceder frente a los casos y explicar de manera clara cada una de las clausulas y requerimientos que se solicitan para llevar a cabo un acuerdo.

Consulte a cercanos que hayan pasado por algún tipo de experiencia previa parecida a la suya. Esto le servirá despejar dudas que usted pueda tener al minuto de enfrentarse a algún trámite de tipo jurídico. Aparte de obtener una referencia confiable y que pueda basarse en hechos reales, con opiniones concretas de parte de la persona que ha contratado este servicio anteriormente.

Buscar abogados por la web es otro método que cualquiera puede practicar al momento de pedir este servicio. Existe un sinfín de páginas que usted logra encontrar en la web. Aunque es verdad, se puede dar con un número muy alto de abogados, que talvez le ofrezcan excelentes resultados, no es bueno fiarse de lo que puedan decirle o contarle ya que en estas situaciones nada nunca estará totalmente garantizado. Es aconsejable siempre intentar buscar una recomendación, o apoyo que respalde que el abogado que está contratando sea un profesional. Es bueno investigar un poco más de la persona con la que se está tratando, esto puede hacerse por medio de las mismas universidades en las que el abogado dice haberse titulado, ya que gran parte cuenta con los registros de los alumnos que han pasado y se han titulado por esa entidad.

Por último, no olvide investigar lo más posible sobre un abogado. Esto para siempre obtener un buen servicio, a bajo costo y con los resultados que esperaba.

Estamos concientes de que usted es un cliente con necesidades crecientemente complejas. Es por esta razón que nuestros abogados cuentan con postgrados en el país o en el extranjero y el manejo generalizado de un segundo idioma. Las demandas del medio nos han demostrado que, incluso cuando hasta ahora la ejecución individual ha distinguido a la actividad legal en el país, la efectividad en los tiempos actuales está vinculada con la ejecución legal asociativa, con departamentos compuestos de un equipo de abogados asociados entre si y son en extremo competentes en sus respectivas especializaciones.

Así, los distintos integrantes en nuestro equipo de procuradores, asesores y abogados están preparados para resolver los requerimientos legales de nuestros clientes. La ayuda jurídica es de los sectores más complicados y complejos de la ocupación. Tiene que existir confianza recíproca entre abogado y cliente. La persona o la institución consultante confían en el consejo que le da el profesional y éste al mismo tiempo cree en lo que le relata el cliente. Existe entre las dos partes, pues, un deber de honestidad que los abogados expertos comparten con los clientes.

Los más prestigiosos abogados

Teniendo en cuenta el gran número de profesionales en leyes puede parecer fácil hallar un especialista que tome nuestro caso, no obstante esto rara vez ocurre, y la mayor parte de las veces es realmente difícil hallar a la persona apropiada.

En el caso de los juicios laborales, raramente los clientes se encuentran en situación de encontrar al abogado adecuado debido a la presión del tiempo y del gasto que significa una asesoría completa. Un abogado astuto y capacitado en una área puede no serlo en otra, por la gran complejidad de los sistemas judiciales en general y del de nuestro país en particular, uno de los más complicados existentes.

Compruebe que el abogado que se encuentra teniendo en cuenta contratar tenga trayectoria y conocimientos en la materia que usted requiere, de otra forma tiene la posibilidad de terminar más un inconveniente que una asistencia. Normalmente los abogados no son baratos. Lo mejor es lograr un convenio de pago por el juicio completo o por la asistencia, y no por horas, que podría terminar siendo incluso más caro de lo que había presupuestado originalmente. Recuerde, antes de contratar, conseguir las referencias del abogado en la web. No es un método infalible, pero le da una idea cercana de si el profesional que eligió es el mejor para asesorarlo.

Cuando posea una lista de candidatos posibles, llámelos o pida una reunión personal, explique su caso con lujo de detalles aunque sin explayarse mucho, vaya al punto para que el abogado pueda hacerse una idea de su condición. Pregunte si algún costo la primera consulta. Algunos abogados cobran, otros no, y varios la descuentan si es que el cliente decide después de todo contratarlos para la representación en el juicio. Pida un presupuesto estimado de lo que cobra generalmente por atender casos como el suyo. Ciertos bufetes y abogados tienen valores fijos para servicios habituales, como separaciones o denuncias por daños personales y/o morales.

La consulta inicial es para que usted y el profesional se conozcan. Luego de escuchar la descripción de su caso, el abogado podrá darle una idea general de sus derechos y obligaciones, así como de las opciones a seguir. Durante la reunión inicial el abogado tiene la posibilidad de comentarle cómo puede ayudarle y cuál será el valor. No vacile en consultarle su trayectoria en llevar asuntos como el suyo. Es fundamental que pregunte por los honorarios y los posibles resultados. Si está pensando llevar a cabo una consulta inicial y contratar al abogado, pida un el detalle escrito del cobro de forma sencilla.

Recomendaciones al momento de ir a la consulta

  • Concierte con el abogado de manera clara el tiempo y precio de la consulta.
  • Reúna todos los documentos que tenga y crea que puedan relacionarse al asunto que quiera tratar. Llévelos el día de la consulta para que el profesional tenga la posibilidad de revisarlos.
  • Resulta eficaz confeccionar un breve escrito, a modo de esquema cronológico, sobre su caso para que sirva para contextualizar al abogado. Puede incorporar al mismo nombres, direcciones y teléfonos asociados.
  • Sea puntual. El abogado es un profesional y como tal cuenta con una agenda planificada.

Durante las entrevistas

  • Principalmente, sea sincero y honesto. Mentirle al abogado es engañarse a si mismo.
  • Exponga su consulta de forma clara, concisa y concreta. Precise el asunto de su consulta desde el principio. Considere que estas consultas por lo general están limitadas en tiempo.
  • No omita datos porque crea que no tienen relevancia o porque considere que pueden ser negativos para la situación. Bastantes causas no terminan bien por esta razón.
  • No omita datos por miedo a que se vuelvan públicos. Tenga en cuenta que el vínculo abogado-cliente se rige por un código ético profesional que preserva el secreto profesional.
  • Permita que su abogado ejerza su profesión. El abogado es quien mejor sabe interpretar la Ley y aplicarla a su caso. Déjese asesorar. No se fíe en lo que le hayan contado sus amigos en casos semejantes o lo que haya visto en películas.
  • No se vaya con dudas de la entrevista. Pregunte y reitere lo que no tenga claro: procesos, tácticas a seguir, estimación de duración y gastos del proceso, posibles consecuencias futuras, etc.
  • Si comienza un procedimiento, solicite una hoja de presupuesto.

Luego de las entrevistas

  • Cuando esté solo, medite sobre la estrategia y las opciones que el abogado le ha proporcionado. Repase lo hablado en la reunión y preguntese si todas sus interrogantes han sido aclaradas. Si no es así, no titubee en consultarle otra vez.
  • Valore convenientemente si el abogado le ha proporcionado no sólo las facilidades, sino también cada uno de los inconvenientes que conlleva el desarrollo de su caso.

Consulte por:

  • Derecho Penal: Libertades, Defensas en juicios criminales de todo tipo, Manejos bajo la influencia del alcohol, Robos, Hurtos, Estafas.
  • Defensa en Familia: Divorcio, Pensión De alimentos (Aumento, Rebaja y Cese), Visitas, Medidas de Protección, Cuidado personal, Adopción, Impugnación y Reclamación de Paternidad, Violencia Intrafamiliar.
  • Defensa Civil: Contratos, Escrituras, Herencias, Testamentos, Posesiones Efectivas, Arriendo, Cambio de nombre, Tercerías, Interdicciones.
  • Defensa Laboral: Acoso, Fueros de todo tipo (maternal o sindical), Asesorías en negociaciones colectivas, Accidentes laborales, Despidos arbitrarios, No pago de rentabilidades.
  • Defensa en Juzgado de Policía Local: Choques, (denuncias, defensas), Transito en general, Ley de protección al consumidor, Apelaciones, Problemas con vecinos en general.
  • Derecho Inmobiliario: Bienes raíces, compra, desarrollo y venta de viviendas y proyectos inmobiliarios y hoteleros, créditos hipotecarios, financiamiento de ventas y leaseback.
  • Derecho Tributario: Planificación tributaria.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *