Busco alguna ley que proteja a mi hijo

Tengo de casado 14 años, hace tres años tenemos un hijo que nació por fecundación asistida. Pueden imaginar lo que mucho que fue deseado, para que estuviera con nosotros. Él se conviertió en la razón de mi existencia, yo trabajo para ellos dos. Mi señora me demanda atención, dice que descuidé su vida y amor desde el nacimiento de mi hijo, antes ella era lo único que yo tenía, cada fin de semana salíamos a todos lados. Para mí, ahora, ellos son todo lo que tengo, para ella no. Pasa donde su madre, y sus tres hermanos también, todos son mayores de edad. Ellos se criaron en un ambiente hostíl, con un padre ebrio y mantenido por su mujer que trabajaba en costura. Siempre ha sido la madre sufrida, su padre vivía y dormía en el patio sobre una rumba de palos, entre los perros de la casa, porque la mujer no lo recibía en su cama, pero comida la tenía todos los días; llegué apensar que a ella le agradaba tenerlo así, como un indigente.

En su familia son coformistas, algo mediocres, yo no. A mí me gusta la puntualidad, el respeto y el amor, fui criado así. Siempre mi señora ha sido poco agradable para tratar, a la mayoría de la gente no le agrada, porque es apática, yo la conocí así y la acepté así, de trato humillante desde que éramos novios. Cuando nació mi hijo, comenzó a retarlo demasiado, por todo era problema, para vestirlo, alimentarlo, bañarlo, todo lo que signifique su cuidado. Una vez conté 24 veces que lo retó mientras le daba comida, eso es demasiado. Le hablé pero se enoja más. Todos los días trataba de evitar que por cualquier cosa se molestara, me levantaba en la mañana y sin siquiera cruzar palabras ya andaba enojada conmigo, en su casa es así, y eso es humillante, pero lo aguanto, por mi hogar y por sobre todo por mi hijo.

Mi señora se fué de nuestro hogar hace una semana a la casa de su madre con mi hijo, me sacó el aire que necesito para vivir, a mi hijo lo amo más que nada en el mundo, es mi amigo y todos los días llegaba a jugar con él hasta que se quedaba dormido, lavaba sus dientes, lo vestía y desvetía, le daba su cena y su mamadera, ahora yo no lo tengo. Mi hijo está a la fuerza en otra casa, no en su hogar. Le ofrecí a modo desesperado que me fuera yo de la casa, para que mi hijo estuviera allí, donde están todas sus cosas, sus juguetes y su vida. El es espectacular. Pero mi señora solo quiere estar con su madre.

Pregunta, ¿qué puedo hacer? Por mi, ojalá pudiera recuperar a ambos, dejé una constancia en carabineros de la ciudad, pero me aconsejan que trate de arreglar por la buena, porque puedo perder más que ganar. Necesito saber que tengo a favor, ella me lo dijo este fin de semana: “mejor padre no puede tener mi hijo”, y lo necesito más que cualquier cosa. Yo me crié con un padre y es fabuloso, no quiero que mi hijo crezca separado de mí, lo necesito. Quise ir al tribunal de familia, pero a medio camino me arrepentí y me devolví al trabajo, no sé si hice bien. Nunca he tenido vicios, no fumo ni tomo, no salgo con amigos, ellos son todo lo que necesito para ser feliz. Mi familia ve la nada a mi hijo, porque a ella le molesta, mis padres me traen un dinero mensualmente para sus estudios, y eso es todo lo que pueden verlo (15 minutos). A diferencia, su madre ve a mi hijo unas 2 veces por semana, sus hermanas también, y lo he aceptado solo por ella. Prácticamente he abandonado a los míos para estar bien con ella, pero no lo considera. Por el momento no tenemos mal pasar económico, nos damos gustos y no nos falta nada.

Guillermo




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *