Contagio por coronavirus de abuelo en hogar de ancianos

Desde mi enfoque social chileno y apasionado por los derechos humanos en especial de quién permitió que hoy esté siendo testigo de todos los problemas que cada día aquejan el pulso de la vida de aquí y allá, desde los inicios, el presente y definitivamente del mañana.

Sin sepárame de mi ignorancia, plantearé el contagio de mi abuelo materno por Covid – 19 quién se encontraba muy bien de salud, dentro de su avanzada edad, hace muy pocos días y que hoy 24 de junio del 2020, fui testigo de la muy mala noticia vía celular, de un tío materno hacía mi mamá, del contagio que mencioné y que está destruyendo la salud Sico emocional y espiritual a estas horas, a todas sus hijas y todos sus hijos, todas sus nietas, todos sus nietos, todas sus bisnietas, todos sus bisnietos, etc.

Y para que de una vez se cumpla la ley publicada en el diario oficial, en los medios de comunicación establecidos, etcétera, en cuánto a la prevención de transmisión de vectores biológicos del coronavirus y sucesivamente patologías vinculadas al Covid – 19, en todos los rincones del hogar en dónde fue contagiado, además, para que cada uno de los que conforman nuestra familia tengan la tranquilidad de que las instituciones de este gobierno harán regir la ley, que no acompañó el personal y que por ende no protegió a este chileno cuando debió ser y así evitar este permanente malestar patológico he incorpóreo, que como nieto admirador me está obligando a descargar mi frustración y buscar aliento, por ver a su hija mayor, mi mamá, que no encontrará saciedad ante la transversal negligencia de quienes gestionan la operatividad del hogar en el cual su única labor era mantener el bienestar de mi abuelo, que mereció vivir su última etapa de vida en un lugar alejado de problemas de higiene, seguridad, ignorancia, insensibilidad a la vida, odio y despreocupación por quienes debieron solo hacer su labor para la que fueron preparadas o preparados, despreocupación laboral, del caos nacional como el de la actual crisis sanitaria, etcétera, etcétera.
Por lo anterior pido orientación para estudiar que puedo o podemos hacer como familia. Cabe destacar que solo yo y usted sabemos lo que estoy mostrando en estas letras, ningún familiar está al tanto, por lo que pido envíen los comentarios a mi correo electrónico desde ya muchas gracias por su tiempo.

Carlos Zapata Encina




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *