Despedido de los taxis del aeropuerto

Hace un mes estaba trabajando un taxi del aeropuerto. Un día una usuaria me reporta por un supuesto acoso sexual, en el cual quien me reporta fue su esposo y la menciona en el reporte que yo iba en estado de ebriedad, que conducía sin rumbo y que lo peor de todo es que yo supuestamente iba insinuándome sexualmente con su esposa. Fue todo mentira, ese día el servicio lo realicé a las 10:30 pm y la realidad es que la señora me dijo que iba a “x” lugar, creo que ya sabe que se nos paga con boletos, sale con una zona “9”, pero que iba a dos destinos.

Lo más curioso es que no me dice desde un principio (antes de salir), sino que me dice hasta que íbamos a mitad del camino. Por regla no se puede hacer dicho servicio por un solo ticket, si un usuario quiere dos destinos son dos tickets, por lo que se molesta la usuaria y me reporta su marido ya mencionado.

Hechos: al día siguiente un supervisor de la AICM me despierta a las 5 de la mañana y me pide un tarjetón interno dependiente a aeropuerto y, claro, sin ellos no podemos trabajar. Me pregunta que si yo iba en estado de ebriedad, yo le respondí que no y menciona que si estaba de acuerdo con ir al médico legista, a lo que respondí que sí, que no había ningún problema. Pregunté el motivo de recogerme los tarjetones y respondió: “reporte de un usuario”. Después indagué y pregunté.

Ahora la situación: ese mismo día le comenté a mi cuñado que es licenciado en derecho penal acerca de la situación y me respondió que no había problema, que si no era cierto dichas personas no se iban a atrever a hacer dicha acusación, porque una falsedad de declaración a ellos los iban a castigar penalmente y por consecutivo; tuvo razón. Mis directivos no indagaron, solo llevaron el reporte a la AICM, me dijeron que solo podía arreglar esta situación trayendo una carta de la usuaria otorgándome el perdón o en dado caso que explicara que fue una confusión. Solo así podía volver a trabajar sin problemas. Ya llevo casi un mes sin trabajo y lo siguiente de mi acción fue a ver los de la AICM para ver si me daban una solución: la respuesta es que ya mis directivos y los de la AICM habían tomado una decisión, que era baja definitiva (y así me quede sin trabajo).

Roberto




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *