Estoy perdiendo una fuerte suma de dinero en la tramitación de un crédito hipotecario

En septiembre del 2014 inicié los trámites para conseguir un crédito hipotecario con Banco E*** por 27 millones de pesos, para comprar una casa de 67 millones, ya que contaba con 40 millones al contado para financiar el total.

El crédito fue aprobado, pero, como el vendedor tenía deuda hipotecaria con B** por un monto mayor al que solicité, según consta en carta de liquidación de deuda emitido por B** (43 millones aproximadamente.); Banco E*** me pidió una carta de resguardo por aproximadamente. 16 millones para complementar el crédito y así B** alzara la hipoteca. En ese momento pedí a Banco E*** traspasarles el total del pie que tenía, cuarenta millones, para que ellos hicieran los pagos de manera interna a B** y luego cancelaran al vendedor el dinero sobrante, pero se reusaron diciendo que el procedimiento era pagar con vale vista al vendedor al momento de firmar.

Todo el proceso evolucionó aparentemente muy bien: me sugirieron abrir una cuenta corriente, línea de crédito, tarjetas visa y mastercard con ellos, a lo cual accedí para facilitar el trámite y obtener tasa preferencial; paralelo a esto tomé también con ellos un fondo mutuo con el pie que tenía para comprar. Luego Banco E*** junto con la empresa Gestión E***, que contrató con mi dinero (cercano al millón de pesos por concepto de gastos operacionales) me mandaron a firmar las escrituras a la notaria Myriam A*** el 7 de noviembre, se me entregaron las llaves y pagué 24 millones al vendedor con vale vista confeccionado bajo instrucciones de la ejecutiva de Banco E***.

Pasado un mes, el 3 de diciembre, dicha ejecutiva me escribió y llamó, comunicándome que se había enterado que la carta de resguardo no cubría todas las deudas, ya que además de la hipotecaria el vendedor tenía una deuda de consumo asociada a la propiedad por unos 12,5 millones. Ambos bancos y yo llamamos al vendedor solicitando el pago, indicándole que la hipoteca se alzaría solo si cancelaba el dinero faltante, el vendedor se comprometió a pagar a la brevedad, fueron pasando los días añadiendo en cada uno de ellos excusas diversas, luego ya no contestó llamadas ni correos.

Acudí a todas las instancias, hablé con el agente de la sucursal La Florida (Eugenio I***), quién se lavó las manos argumentando que actuaban confiando en la buena fe del vendedor y de la información que entregaba. Traté de conseguir apoyo en Banco E***, pero todo lo que logré fue que me presionaran con los tiempos para solucionar el problema, es más la empresa “gestión externa” me mandó un correo indicando las “soluciones”, es decir que yo pagara, además mandaron copia de ésta al vendedor, en resumen, menos pagó.

Ante la advertencia que la operación de la compraventa no se podría cerrar y que existían plazos definidos, no me quedó otra alternativa que conseguir un crédito de consumo para pagar la deuda, pues de no hacerlo, perdería aún más dinero (los 24 millones que le había entregado más los arreglos en la casa). Con interéses y gastos de cobranza la deuda que el vendedor mantenía con B** sumaron $13.670.944, que tuve que cancelar con vale vista para que Banco E*** hiciera nueva carta de resguardo y así B** al fin alzara la hipoteca.

Quiero agregar que aún cuando tenía la posibilidad de conseguir el dinero que me faltaba para adquirir la propiedad al contado, opté por comprar con esta modalidad de crédito hipotecario precisamente por la seguridad y respaldo que supuestamente me daría el banco al corroborar minuciosamente los datos de la propiedad y las deudas asociadas a ella para evitar cualquier error operacional que me causara tanto un menoscabo monetario como moral debido a la angustia de verse frustrada la operación de adquirir una vivienda y perder el dinero que como familia habíamos reunido con mucho esfuerzo.

Finalmente, por todo lo anterior creo que Banco E*** actuó de manera negligente ya que sus protocolos operacionales fueron errados al omitir una deuda asociada a la propiedad que debieron detectar he informarme de ello para tener la posibilidad de desistir de la compra antes de mandarme a firmar la compra venta y entregar mi dinero; por todo lo anterior pido que esta institución asuma ese monto que yo me vi obligado a pagar de más y luego cobrar a esta persona utilizando los mecanismos que dispone.

Yo seguí todas las indicaciones de la ejecutiva, no hice nada por mi cuenta, por esta razón considero injusto que me estén haciendo pasar por esta situación. Ojalá pueda ayudarme para que se haga justicia. El único inocente, entre todos los involucrados, soy yo.

Luis




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *