Daños y perjuicios producto de negligencia del proveedor en prestación de servicios

El día viernes de la semana pasada llevo mi vehículo hasta el concesionario Peugeot Val***&Del***ubicado en avenida Irarrázabal 1*** comuna de Ñuñoa para un servicio de cambio de aceite. Una vez finalizado el servicio me llaman y me entregan el vehículo con llave en mano he incluso me abren la puerta para subir y conducir mi vehículo, retirándome del lugar conforme hasta ahí.

Ya más tarde, sin realizar ninguna manipulación a éste por mi parte, me dispongo a conducir hasta mi domicilio en éste por Ruta 5 Sur, y a eso de las 20: 00 a una velocidad entre 80 y 100 km/h, repentinamente se abre el capot dejándome absolutamente sin visibilidad hacía adelante con el riesgo de impactar a algún vehículo que se encontraré cerca.

Por suerte logré controlar el vehículo quedando detenido en plena carretera por pista rápida con el riesgo que eso conlleva, con el único fin de bajar a la fuerza el capot que había quedado prácticamente pegado impactando contra el techo abollándose y quedando inservible ya que no baja hasta quedar completamente cerrado, lo que no me permite utilizar el vehículo hasta ahora. Me consta que el último en manipular el capot fueron ellos, ya que en el trayecto no fue manipulado por mi, siendo estos la causa directa del daño provocado.
Respecto de esto quisiera demandar al proveedor, tanto por los daños materiales como morales.

Diego Montalva




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *