Divorcio por 27 años de no convivencia

Tengo 65 años y hace 27 que no estoy con la mujer que me case, en el momento de separarme de ella yo era vendedor ambulante y no tenía un trabajo fijo por lo que nos cercamos a una asistente social y acordamos poner fin a a convivencia y que yo ayudaría economicamente con lo que pudiera. A todo esto habían pasado 20 años y teníamos en común 8 hijos. Yo seguí con la venta ambulante y a pesar de mi magra economía, trataba de cumplir con lo acordado lógicamente mis aportaciones económicas no eran mucho, pero era lo que podía, en mis andares conocí a una chica española con la que me junte y empezamos a vivir y trabajar juntos, empezamos a viajar y salimos de Chile pasamos a Perú Ecuador Colombia Curazao, todo esto vendiendo la artesania que en el camino íbamos fabricando.

En todo momento yo seguía enviando dinero a través de los consulados y cheques dólares, mi nueva pareja queda embarazada y da a luz en Otavalo Ecuador, después de Curazao cogimos rumbo a España país natal de mi pareja y al llegar a este país sigo con la venta ambulante, pero ya más sedentaria, a todo esto sigo mandando dinero un poco más, ya que yo me iba asentando. Año 2000 me llega una denuncia de la señora Sebastiana diciendo que la había abandonado y que nunca la había ayudado economicamente, me citan al juzgado demuestro que miente pues disponía de casi todos los recibos de dinero la Magistrado desestima la denuncia. Año 2004 insisten en la denuncia, y esta vez un juez les da a razón y me condenan a pagar una cuota de alimentación de 250 dólares USA Por que estiman que puedo pagar pues en ese momento cuento con dos coches (viejos) y un piso que en aquella época se pudo comprar mi mujer es extraordinariamente trabajadora y fabrica nuestras artesanias y sale a vender conmigo nuestra hija se cría con ayuda de los abuelos maternos.

La venta ambulante, esta condicionada a muchos factores, por ejemplo en los sitios dode se puede ejercer la venta ambulante hay que solicitar y alguna vez te toca sitio y otras no también el clima que yo en algunos sitios he estado montado con 10 grados bajo cero lluvia viento y otros factores de riesgo como que te quemen el chiringuito o te roben a furgoneta, como nos paso una vez a nosotros también esta el factor salud, por que no es un trabajo fácil. Para poner fin a esta historia tengo ahora mismo embargada mi furgoneta por que se me ha acumulado una deuda de 10500 dólares USA ya no tengo dos coches ya no tengo un pisito y. Tengo diabetes problemas de cervicales he hipertensión. Si no salgo a vender por motivos de salud no entra dinero pues lo único malo que tiene mi mujer si así se puede considerar es que no conduce y montar un puesto de venta se necesitan dos personas. Cuento toda mi historia pue no creo que sea muy común. La pregunta es, si la señora sebastiana se hizo escuchar para activar un convenio internacional con mentiras

¿Tengo yo alguna opción de poner fin a este sin vivir y poder activar algún mecanismo legal para coseguir el divorcio. Lo primero que me dijo un abogado que consulte es que la ley no es justa, creo que se puede apreciar que que no he sido un viva la vida ya que mi vida se ha repartido en dos mujeres y he trabajado desde los 14 años ahora me llega la jubilación aqu en este país si estas jubilado, NO PUEDES trabajar y después de haber cotizado 24 Años la jubilación no da ni para pagar los gastos mínimos de una casa. Como se dice la fortuna ha venido a menos, y me gustaría que hubiera un tribunal que lo entendiera.

Pedro Espinosa Armijo




Califica este Artículo:
1 / 5 (1 votos)




Un comentario en Divorcio por 27 años de no convivencia

  1. Ale GARCIA Dice:

    Pobre hombre conoce a una mujer extraordinariamente trabajadora y deja a su mujer con 8 hijos, con asma crónica y sin ayuda alguna. Esta mujer es una mentirosa la plata caia del cielo y los hijos se alimentaban de ese dinero, recibiendo insultos de sus compañeros porque este gran hombre que es su padre los abandonó.

    Lo encuentro patético y desvergonzado. Solo decir gracias señora Sebastiana porque gracias a usted sus hijos tuvieron el pan cada día en su mesa, pagó las deudas que dejó este gran hombre, y por ser tan valiente de no enviar a ninguno a un centro del Sename.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *