Malas prácticas laborales ¿Qué puedo hacer?

Ingresé en octubre del 2013 a trabajar en un servicentro como “vendedor de combustible”por la renta mínima, hoy (22/5/2015) y desde hace ya 9 meses anteriores a la fecha en curso, me desempeño como “Jefe de Playa”, a cargo del personal de ventas de combustibles; mi jefe me otorga adicionalmente un bono de $20.000 por concepto de locomoción y un aumento de $100.000 por el nuevo cargo, en suma ¡no es malo!

Excepto por el hecho de que no está estipulado por escrito (sigo con el mismo contrato que firmé cuando ingresé el 14 de octubre del 2013) y, a decir verdad… ¡sigo haciendo la misma pega que antes! Pero con más obligaciones en consecuencia que en conformidad al cargo mis funciones son netamente administrativas y en rigor, de apoyo práctico respecto de la primera si es necesario. Me siento menoscabado, necesito el trabajo y lo que gano, pero más necesito un trato justo y digno…

Si bien es cierto que soy minusválido, no soy por ello un mal empleado, me he ganado con esfuerzo y dedicación el puesto. A lo anterior se suma una mala práctica laboral que aqueja a todo el personal de venta de combustibles, cual es el “descuento” de las diferencias negativas en los cierre de caja de cada turno que sobrepasan ocasionalmente los valores porcentuales legales pese a no gozar los operarios de un bono por pérdida de caja o en su defecto no tener nuestro empleador un consentimiento escrito de parte nuestra para tales efectos de descuentos… Esta práctica me afecta de igual modo ya que en la realidad realizo igual función que mis colegas vendedores…

Dicho sea de paso no quedan registrados en las liquidaciones de sueldo estos descuentos, en marzo me descontaron $100000,40 de los cuales fueron por desfaces en los cierres y los 60 restantes fueron por un cheque autorizado que no se pudo cobrar, a propósito, el contrato que firmé tiene una cláusula que versa “Todo cheque superior a $5000 que recibamos sin autorización será de nuestra responsabilidad y podrá ser descontado de nuestro sueldo” ¿es legal? ¿por qué tenemos que asumir nosotros los riesgos de la empresa?, y si la autorización es verbal, ¿no resulta ésta maliciosa toda ves que contraviene a la autorización legítima que es por escrito? Estoy preocupado y muy molesto, mi necesidad me pone en una encrucijada que violenta mi dignidad.

Jeremie Fetis




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *